Golpe al tráfico internacional de fauna silvestre: rescataron 2300 especies en cautiverio

Están valudas en 423 mil dólares. Detuvieron a cuatro personas. La Policía Federal realizó once allanamientos en domicilios del conurbano bonaerense y la Ciudad de Buenos Aires.

La Policía Federal rescató a unas 2300 especies en cautiverio de diferentes partes del mundo valudas en 423 mil dólares y detuvo a cuatro personas, en el marco de once allanamientos en domicilios del conurbano bonaerense y la Ciudad de Buenos Aires.

Los operativos se llevaron adelante por delitos relacionados con el tráfico internacional e ilegal de fauna silvestre, por infracción a la Ley de CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) y a la Ley de Maltrato Animal y Actos de Crueldad. 

Miles de arácnidos, anfibios y reptiles fueron recuperados en las últimas horas y detuvieron a cuatro personas responsables del cautiverio, producción y venta de gran cantidad de especies de diferentes continentes, que en el mercado negro alcanzarían un valor estimado de 423 mil dólares. 

La investigación, que fue llevada por el Departamento Delitos Ambientales de la Superintendencia de Investigaciones, logró detectar a través de sitios de internet grupos cerrados en los que había una gran cantidad de personas dedicadas al tráfico ilícito de fauna silvestre. 

La Fiscalía Federal N° 1 de Morón, a cargo de Sebastián Basso, ordenó investigar perfiles de redes sociales y realizar  tareas de campo, a través de sofisticadas técnicas de investigación, recientemente incorporadas por la ley de delitos complejos. 

Luego de meses de trabajo, los detectives determinaron la existencia de una verdadera red de tráfico de ejemplares del reino animal, no solo originarios de Argentina, sino también se identificaron anfibios, reptiles y arácnidos, entre ellos ponzoñosos provenientes de los más recónditos lugares del mundo.

Los investigadores relacionaron esta red con el operativo llevado a cabo el pasado 7 de septiembre en el barrio porteño de Villa Urquiza, donde a través de la detención de una persona que trasportaba serpientes se logró desbaratar una célula criminal, que había montado un mega criadero ilegal con más de 1600 especies animales de distintas regiones del mundo. La Policía rescató miles de serpientes venenosas y constrictoras, tarántulas, escorpiones y otros insectos exóticos que eran producto del tráfico ilegal internacional, con valores millonarios en el mercado negro, y que a su vez serían destinadas a ser traficadas mayormente a países limítrofes de Argentina. 

Durante el procedimiento llamó la atención de los investigadores la existencia de un sector único destinado a la crianza de roedores e insectos, que eran utilizados como alimento para las especies que traficaba. 

Se realizaron once allanamientos en los que hallaron hacinados y en pésimas condiciones otras 700 especies, entre ellas reptiles oriundos de diversos países, y detuvieron a cuatro personas.

 Los allanamientos fueron realizados en la Ciudad de Buenos Aires, Tigre, Lanús, San Martín, Hurlingham, Ituzaingó y Rafael Castillo. Durante el procedimiento cooperó personal de la Brigada de Control Ambiental del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, la Dirección de Fauna del Ministerio de Desarrollo Agrario de la Provincia de Buenos Aires, del Hospital Malbrán por los reptiles venenosos y de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la U.B.A. junto con quienes se procuró el traslado de los animales hasta distintos centros de rehabilitación

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante